viernes, 2 de junio de 2017

10 Razones por las que un cuidador de Alzheimer debe sonreír

10 Razones por las que un cuidador de Alzheimer debe sonreír

1. Sonreír nos hace atractivos:

Nos sentimos atraídos hacia las personas que sonríen; siempre querremos conocer a una persona sonriente y ver qué tiene de bueno. Sin embargo, el ceño fruncido nos aleja de la gente.

2. Nuestro estado de ánimo cambia si forzamos la sonrisa:

Cuando te sientas deprimido, trata de sonreir. Existe una gran probabilidad de que el estado de ánimo cambie para mejor. Sonreír puede engañar al cerebro y ayudar a cambiar tu estado de ánimo sin que te des cuenta.

3. La sonrisa es contagiosa

Cuando alguien está sonriendo, ilumina la habitación, cambia los estados de ánimo de los demás y hace que las personas sean más felices. Una persona que sonríe trae la felicidad con ella. Sonríe mucho y así atraerás a la gente hacia ti.

4. Sonreír alivia el estrés

El estrés puede aparecer en nuestras caras, en nuestros gestos, aunque no queramos. Sonreír ayuda a impedir que tu aspecto parezca cansado o desgastado (sabemos que los enfermos de Alzheimer captan el lenguaje no verbal con mayor facilidad). Cuando te encuentres o sientas que estés estresado, debes tomarte un tiempo para intentar sonreir; no te digo que sea fácil, pero verás cómo el estrés tiende a reducirse y tu estarás en mejores condiciones para actuar.

5. Sonreír refuerza su sistema inmunológico

Sonreír ayuda al sistema inmunológico a funcionar mejor. Cuando sonríes mejora la función inmune, posiblemente porque estás más relajado. Prevé la gripe y los resfriados con una sonrisa!

6. Sonreír reduce la presión arterial

Cuando sonríes, hay una reducción medible de la presión arterial. Compruébalo si tienes un aparato de presión arterial (tensiómetro) en casa: siéntate un momento y realiza una primera lectura de tu tensión; después, sonríe un minuto y vulve a tomártela sin dejar de sonreír  ¿Notas la diferencia? 😉

7. Sonreír libera endorfinas y serotonina

En conjunto, estos neurotransmisores hacen que nos sintamos bien. Sonreír es una droga natural.

8. Quizá ya lo seas, pero sonreír te hará parecer una persona exitosa

La gente sonriente parece más confiada, por lo que tiene más probabilidades de ser ascendido en el trabajo, por ejemplo, o de que la gente la quiera conocer. Mantén una sonrisa en reuniones y citas y comprueba cómo el resto de personas reaccionarán hacia ti de manera diferente.

9. Sonreír ayuda a mantenerse positivo

Haga esta prueba: Sonría. Ahora trate de pensar en algo negativo sin perder la sonrisa. Es difícil. Cuando sonreímos nuestro cuerpo está enviando al resto de nosotros el mensaje de que “La vida está bien!!”
Otro ejercicio que podemos hacer es dar saltitos de un lado para otro moviendo los brazos adelante y atrás a modo de bailecito, como cuando éramos niños; es imposible estar enfadado o estresado manteniendo esa actitud; es más, te retrotraerá momento alegres del pasado que puede que te reconforten. Esta idea la mantiene una colega, Gaztelu Lus Zufia; y créeme que funciona (ahora, que también te pueden tachar de “loco” 😉 )

10. Tu familiar enfermo de Alzheimer se lo merece

Nos han dado todo en vida cuando eran conscientes; que estén más o menos agresivos verbal y/o físicamente dependerá en gran parte de nuestro estado de ánimo; así que en esta etapa de enfermedad se merecen estar en paz consigo mismos y nosotros procuraremos que así sea.

Tomado de : https://www.alzheimeruniversal.eu/2013/06/26/sonrie-cuidador-a-te-vamos-a-dar-mas-de-10-argumentos/

Darlo todo por la autora de tus días Cómo ayudar a tu mamá con Alzheimer

Es muy difícil enfrentar esta enfermedad en alguien que amas, pero puedes seguir algunos consejos.
Es importante que comprendas que esta terrible enfermedad no es un síntoma normal del envejecimiento, pero es el causante más común de demencia en personas mayores de 65 años. De acuerdo con el Instituto Nacional en Envejecimiento (NIA), en Estados Unidos hay aproximadamente 5 millones de personas que lo padecen.El Alzheimer es una enfremedad que causa angustia, no sólo para quien la padece. Foto: MorgueFile

Alzheimer es un padecimiento degenerativo que ataca las neuronas en el cerebro y produce pérdida de memoria, cambios en el comportamiento y pérdida de la habilidad para realizar funciones diarias. Aunque aún se desconocen las causas de la enfermedad, se sabe que el proceso comienza décadas antes de que los síntomas sean evidentes.
Mucho antes de que el paciente sea diagnosticado con Alzheimer, se puede detectar un alto nivel tóxico en su cerebro, también se encuentra la presencia de masas cerebrales llamadas placas amiloideas y nudos en la fibra nerviosa cerebral llamados nudos neurofibrilares, los cuales causan la pérdida de comunicación entre las neuronas y el cerebro.
¿Cuáles son los síntomas?
A medida que la condición progresa, se pueden observar síntomas en las personas que lo padecen que van desde muy leves hasta extremadamente severos. Entre éstos se encuentran: la pérdida de la memoria, confusión, dificultad para realizar tareas que antes fueron rutina diaria, toma de malas decisiones, depresión, cambios en la personalidad, ansiedad, y hasta agresividad.

¿Cómo puedo ayudar a mi mamá con Alzheimer?

Primero que nada, debes cuidarte tú, para que puedas proveer el mejor cuidado a tu mamá con Alzheimer. Observar buenos hábitos alimenticios, hacer ejercicios y descansar siempre que sea posible, te ayudará a lidiar efectivamente con la delicada situación.
Nunca dudes en pedir ayuda a otros familiares y amigos. También existen organizaciones como el Alzheimer’s Foundation of America (AFA), que ofrecen orientación para miembros de la familia del paciente con Alzheimer.
Comprende las limitaciones de la enfermedad. El paciente con Alzheimer requiere visitas al médico regularmente ya que debido a la pérdida de la memoria, estos descuidan su salud. Todo lo que ayude al paciente a establecerse en el presente “aquí y ahora”, es de suma utilidad ya que le brinda seguridad. Por tal motivo, los relojes, calendarios, agendas y cualquier otra herramienta que le ayude a recordar, son útiles.

Comunicación

Entiende que la pérdida de la memoria causa temor en el paciente, por tal razón es de suma importancia que mantengas una buena comunicación con el paciente al utilizar un tono calmado y palabras sencillas cuando le hables.
Se recomienda un ambiente tranquilo y relajado. Ante la amargura que puedas estar sintiendo, es fácil que te olvides que el paciente de Alzheimer necesita de amor y ternura. Aunque puede que en determinada etapa de la enfermedad tu mamá ya no te reconozca y se muestre temerosa, es importante que sienta que no está sola en el mundo y que puede contar contigo hasta el fin de sus días.
Al final, te quedará la satisfacción de que diste el máximo por la autora de tus días y te lo agradecerás por siempre.
Tomado de : https://www.alzheimeruniversal.eu/2014/05/31/darlo-todo-por-la-autora-de-tus-dias/

Cómo Enseñar a los más Pequeños a Hacer Ejercicios con su Abuelo que Padece Alzheimer.

Pequeños alzheimer1-abuelos-ninos670xXx80

Cómo enseñar a los más pequeños a hacer ejercicios con su abuelo que padece alzheimer es el objetivo de la guía que hoy se ha presentado en el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias (CREA) con sede en Salamanca.
La publicación “El alzheimer desde la visión de un niño” pretende, según ha explicado a los periodistas la responsable de la área de Información, Documentación e Investigación del CREA, Elena González Ingelmo, que los más pequeños sepan qué es esta enfermedad.

La Guía

“Esta guía es muy importante porque las personas mayores son las que en muchas ocasiones están cuidando de los más pequeños” y éstos “son los que se dan cuenta de que su abuelo le pregunta dos veces una misma cosa o se olvida de las llaves”.
En palabras de González Ingelmo, a los niños hay que decirles, y así se recoge en la publicación, que el cerebro es “más que un ordenador y que existen neuronas”, y además deben saber “cómo debe tratar a su abuelo y cómo hacer ejercicios con él”.

5 apartados

Todo el material, que está colgado en la web del centro, es “muy interactivo y divulgativo”, con el contenido dividido en cinco apartados: “un breve cuento, ¿qué le pasa a mi abuelo/a?, ¿cómo puedo ayudarlos?, jugando con el abuelo/a, y así los veo yo”.
Además de esta guía, el CREA ha dado a conocer los proyectos realizados desde su entrada en funcionamiento -hace ahora cuatro años- en torno a la estimulación cognitiva a través de las nuevas tecnologías.
Cómo Enseñar a los más Pequeños a Hacer Ejercicios con su Abuelo que Padece Alzheimer.
Ordenadores, teléfonos móviles o pantallas táctiles son algunas de las herramientas empleadas para que los enfermos y sus familiares puedan hacer terapias, con el asesoramiento de un terapeuta, sin tener que desplazarse a un centro especializado.

Ralentizar el Alzheimer

A juicio de González Ingelmo, todas estos desarrollos informáticos están haciendo, aunque aún no hay datos estadísticos, que “el proceso de deterioro del alzhéimer se haga más lento”.
“No tenemos nada que cure, ni existe la pastilla mágica -ha subrayado-, pero lo que sí sabemos es que las terapias no farmacológicas como las empleadas en CREA están haciendo que se demore el avance de la demencia”.
Así, ha puesto como ejemplo, que algunos enfermos que llegan en silla de ruedas al Centro de Referencia, a los dos meses de estancia en las instalaciones están caminando “y no es que hayamos hecho un milagro, sino que antes no se les había estimulado”.

Nuevas tecnologías

La utilización de las nuevas tecnologías permitirá asimismo desarrollar herramientas para que los pacientes se puedan comunicar e interactuar con sus familiares a través de la red e incluso “jugar con ellos sin tener que estar en el mismo espacio físico”, ha reflexionado.
Entre los proyectos que se han dado a conocer se incluye el presentado por la empresa asturiana Prometeo Innovations dedicada al desarrollo de sistemas tecnológicos y que, según su director Moisés González, pretende que la terapia a un enfermo de alzhéimer “pueda realizarse en remoto a través de herramientas basadas en web”.
El paciente “accede a la terapia que le pone el profesional”, que “no es sustitutiva de la que se hace de forma presencial, pero sí complementaria”.

CRE Alzheimer Salamanca

El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer, con sede en Salamanca, ha publicado una guía para que los niños conozcan los efectos del Alzheimer en las personas mayores con las que conviven y las posibles ayudas en las que pueden colaborar.
De una manera interactiva y divertida, se describe la enfermedad, se explican situaciones corrientes que pueden vivir los niños y se ofrecen consejos para que ellos participen en el cuidado y atención de sus seres queridos.
Está dividido en cinco apartados: Un breve cuento; ¿Qué le pasa al abuelo/a?; ¿Cómo puedo ayudar a mi abuelo/a?; Jugando con el abuelo/a y Así veo yo a mi abuelo/a.

Objetivos

Según ha informado la directora, María Isabel González, esta guía cumple con uno de los objetivos del centro, que es «poner en valor lo que se ha hecho en los cuatro años desde que abrió sus puertas».
Sobre esta misma guía, la responsable de Documentación e Investigación de las dependencias, Elena Ingelmo, ha dicho que su publicación es «muy importante» y que los interesados pueden acceder a ella a través de la propia página web del centro.
Se trata de material «muy interactivo y divulgativo» en el que los expertos tratan de explicar de manera cercana cómo influyen las demencias en el cerebro y en el comportamiento de sus allegados que sufren estas enfermedades cognitivas.
Incluso, se les informa de cómo pueden interactuar con ellos, con juegos y otras prácticas, para ayudarles a entrenar el cerebro y retrasar los efectos que tiene la enfermedad en la vida diaria.

Tomado de : https://www.alzheimeruniversal.eu/2012/05/24/como-ensenar-a-los-mas-pequenos-a-hacer-ejercicios-con-su-abuelo-que-padece-alzheimer/

Visita:https://www.queridoabuelo.com/es/inicio.html

sábado, 13 de mayo de 2017

60 años no es nada: la tercera edad vuelve a retrasarse veinte años

A tono con una tendencia mundial, Eduardo Favier Dubois, abogado, profesor y ex Juez, propone una visión distinta de esta rica etapa en la que el cuerpo y las ganas siguen vigentes, con gran plenitud, en un marco vital de mayor armonía y agradable tibieza.

martes, 11 de abril de 2017

¿Qué hacer cuando una persona con demencia cree que le roban cosas?

Como consecuencia de los déficits cognitivos propios de la enfermedad, los pacientes con
demencia tienden a dejar las cosas en distintos lugares y, posteriormente,
son incapaces de recordar dónde lo han dejado. De ello resultan las ideas de robo.
La persona piensa que esos objetos que se han perdido han sido robados y la culpa de
esas pérdidas recaerá en el entorno más cercano (cuidador principal, auxiliar de ayuda a
domicilio, hijos...) Por lo general, los objetos suelen aparecer escondidos en sitios
inverosímiles, detrás del mobiliario de la casa o en escondites personales de la
persona con demencia.
Algunas sugerencias de cómo actuar:
— Darles explicaciones si no entienden algo, ofrecerles ayuda.
— No sentirnos acusados si es que nos señalan como culpables del robo.
— Facilitar la comprensión de todas las personas que rodean a la persona con demencia
(amigos, hijos, etc.) para que no le den importancia a estas acusaciones.
— No preguntarle dónde las ha puesto, ya que no lo sabe.
— Limitar el número de lugares donde pueda esconderlas.
— Ponerle un distintivo grande a los objetos que se pueden perder.
— Guardar las cosas frágiles o de mucho valor.

Bibliografía: “Los cuidados formales de un enfermo con Alzheimer” Ed. AFAL Contigo
Tomado de :https://www.facebook.com/notes/lic-ma-laura-mart%C3%ADnez-kuhn/qu%C3%A9-hacer-cuando-una-persona-con-demencia-cree-que-le-roban-cosas/397803913901022

La mayoría de los cuidadores también se enferma

Alrededor de 70% presenta estrés agudo, depresión y dolores de cabeza.

Cuidar a un enfermo no es tarea fácil. Muchas veces la tarea de mantener a ese familiar o persona querida en óptimas condiciones se torna una labor demandante en la que el cuidador puede ver afectada su salud, ocasionándole lo que se denomina "el síndrome del cuidador"
Natalie Carrera, psicóloga y especialista en dar apoyo a cuidadores de pacientes con Alzheimer, afirma que este síndrome se presenta tanto en cuidadores de pacientes en enfermedades crónicas, como en cuidadores de pacientes de enfermedades mentales, sin embargo, aclara que con estos últimos la situación tiende a complicarse porque es un paciente que no colabora y poco a poco va perdiendo autonomía y exigiendo más de su cuidador.
"Las personas que cuidan de estos pacientes van sufriendo un desgaste físico, emocional y social", comenta la especialista.
Señala que el síndrome se manifiesta de varias maneras. En lo físico aparecen alteraciones que no parecen tener una causa médica como contracturas musculares, dolores de cabeza, vomito, diarrea, perdida de apetito y alteraciones grave del sueño. 
En lo psicológico, explica Carrera los cuidadores comienzan a padecer de depresión severa, ansiedad, nerviosismo e incluso deseos de morir.
"Empieza a presentarse falta de memoria, pero no por enfermedad, sino por estrés. El mismo estrés que afecta al cuidador afecta sus capacidades mentales".
La psicóloga apunta que aunque no hay cifras exactas, la literatura médica indica que alrededor del 70% de los cuidadores presentan síntomas de padecer este trastorno.
"Hay un porcentaje nada despreciable, y esto es así porque no hay centros de apoyo, ni de cuidado para los cuidadores, porque los pacientes no se están tratando adecuadamente bien sea porque no se consigue los medicamentos, o porque no se pueden costear los mismos. Eso está disparando el porcentaje de cuidadores sobrecargados. Todos los días son más los cuidadores afectados por el estrés crónico", dice Carrera.
Destaca la especialista que se ha demostrado que la mayoría de los cuidadores son mujeres de edad media unidas en lazos de consanguinidad con el paciente o son esposas. Señala que cuando son esposos casi siempre son de la tercera edad.
Para tratar este síndrome la psicóloga explica que uno de los  pasos a realizar es buscar ayuda profesional para que trate al paciente y la carga sea menos para el cuidador.
Aconseja aprender a manejar el estrés y buscar espacios de recreación como asistir a clases de yoga, ir al gimnasio o ir al cine. "Es recomendable que el cuidador también asista a talleres de capacitación, que el grupo familiar (si es de  varios miembros) comparta y reparta tareas para que el peso no caiga en un solo miembro, sino que haya equidad". 
Carrera también recomienda informarse de la enfermedad y sus síntomas e irse actualizando en esa materia.
Tomado de: http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/mayoria-los-cuidadores-tambien-enferma_646644
Visita:https://www.queridoabuelo.com/es/inicio.html